Benvinguts a Cataloniafeelings

  Rutes per gaudir i sentir Catalunya

Fiesta de l'escudella.

Festa de l’escudella El ultimo martes antes de carnaval es tradición comer un buen plato de caldo para empezar con buen pie la cuaresma, un período de abstinéncia y ayuno. En  Castellterçol se celebra cada año el martes de Carnaval. És una fiesta que data de tiempos lejanos.

Esta tradición se menciona por primera vez en el siglo XVIII, quedando interrumpida durante la Guerra Civil, pero una vez terminada se recuperó en  muchos pueblos de toda Cataluña.

Encontrar una explicación razonable a esta tradición no es fácil. En Castellterçol la fiesta no sólo se ha conservado, sino que incluso se ha mejorado, y la participación ha ido en aumento a medida que pasan los años.

A principios del siglo pasado sólo había 4 ó 5 peroles de caldo, que se repartían en la Plaza Vieja. La elaboración del Caldo sólo se interrumpió durante la guerra, al terminar, el día 30 de enero de 1939, el martes de Carnaval del mismo año, ya se volvió a hacer con 3 calderos

Hoy la fiesta es espléndida y con mucha participación, costeada y potenciada por el Ayuntamiento.

Durante toda la mañana, un grupo del pueblo la cocinan en la «Plaça Nueva». En esta plaza una hilera de tubos de hierro hacen de calamillera para colgar unas 25 calderas de unos 60 litros, que podrán dar un caldo suculento para cerca de cuatro mil personas. Se utilizan dos peroles aparte para hacer el adobo, donde se cuece la ternera, el cerdo y el pollo, que luego se distribuye con unos cucharones para todos los peroles.

Al mediodía y después de ser bendecida por el rector de la Parroquia y un personaje conocido, la Escudella se reparte a los aldeanos y visitantes reunidos en la plaza. Algunos se la comen en la misma plaza.

Otra de las poblaciones donde la escudella de Carnaval está más arraigada es Sant Feliu de Codines. En 1979 la fiesta se recuperó y cada año reúne centenares de Santfeliuenc y visitantes, con la cazuela en la mano para recoger la comida. Además, durante la mañana los visitantes pueden comer tostadas  acompañadas con un poco de vino.