Benvinguts a Cataloniafeelings

  Rutes per gaudir i sentir Catalunya

Abella de la Conca.

Iglesia de San Esteban

Abella de la Conca es municipio de la comarca del Pallars Jussà.

Es el ubicado más al norte de la Conca Dellà, que ocupa el tercio suroriental del Pallars Jussà. Aunque geográficamente pertenece a esta cuenca, no forma parte desde el punto de vista administrativo, ya que en 1970, en el momento que se produjo la agrupación del resto de municipios en el de Isona, ahora llamado Isona y Conca Dellà, Abella de la Conca  permaneció al margen, manteniéndose como municipio independiente.

El Elemento más significativo, sin duda, es la iglesia parroquial románica de San Esteban, Documentada en 1141, de estilo románico lombardo.

El castillo, asentado sobre la villa, documentado desde el siglo XI, y hoy en ruinas, era el centro de la baronía de Abella.

Actualmente dentro del término de Abella de la Conca no existe ningún tipo de servicio de carácter turístico. Tampoco dispone de ninguna tienda: la proximidad de la villa de Isona satisface todas las necesidades de los habitantes de Abella.

La Conca Dellà hace 65 o 75 millones de años era una llanura costera abierta hacia el océano Atlántico. En esta llanura se desarrollaron playas, deltas, marismas, ríos y lagos, con un ambiente cálido y una abundante vegetación, un paisaje de zona costera de una planicie tropical donde los dinosaurios gozaban de baños en la playa, mientras hoy contemplamos los acantilados  y gargantas que se elevan .

En la ruta de los dinosaurios es imprescindible parar en el pueblo de Isona, donde se encuentra el Museo de la Conca Dellà, centro de acogida del Parque Cretácico, es el escenario de un apasionante viaje en el tiempo. Este centro museístico ofrece la posibilidad de descubrir una zona que tiempo atrás fue ocupada por la cultura romana, y mucho antes, habitada por algunos de los últimos dinosaurios que pisaron la tierra.